La fuente azul de Meski

¡Hola! 
Hoy voy a hablar de un sitio que me pareció una maravilla oculta en Marruecos, muy cerca de la propia ciudad de Errachidia. 
Un día nos dijeron que tenían una sorpresa para nosotros. Nos “embutimos” en los famosos taxis, entrando de cinco en cinco, y cogimos la carretera.
Comenzamos el trayecto
Tras un viaje “movidito” entramos en lo que parecía un palmeral y fue cuando nos dijeron a dónde íbamos: a unas piscinas naturales.

Las primeras vistas

Estas piscinas se componen de dos zonas. Al fondo hay una piscina grande, donde la gente se baña. Tengo que decir en mi contra que no me bañé porque el agua estaba muy fría pero mis compañeros fueron valientes y probaron el agua. Un poquito más al fondo hay una gran cueva donde está la verdadera fuente azul de agua. Se puede acceder nadando bajo un puente o caminando por encima.

Vista de la entrada a la piscina grande

La mayoría de los bañistas eran hombres

Mis compañeros, muy valientes, se tiraron al agua 

Uno de los chicos y al fondo, la cueva
Unas compañeras y yo con la cueva detrás

Yo solo me mojé los pies, quedará pendiente el baño

La otra zona se ve en la llegada al lugar. Hay una pequeña piscina al llegar a la que sigue un río que se va haciendo más estrecho según lo vas siguiendo. En esta zona no se permite el baño, aunque al llegar había hombres. 
Los hombres bañándose

Las mujeres que iban estaban muy tapadas y llevaban a sus hijos pequeños

Comienza el curso del riachuelo, que se va estrechando

Tras bañarnos, empezamos a seguir el camino del riachuelo hasta llegar a unos campos muy verdes.

El riachuelo casi era un canal de agua

Había pequeños saltos de agua muy bonitos

Muchas zonas bastante difíciles de transitar

Un compañero y yo íbamos por el agua al principio

Al final salimos a campo abierto


Cuando salimos al campo, hicimos un camino durante un rato largo, atravesando campos. Fue muy bonito, era un sitio muy relajante. No había gente ni casas, solo árboles, hierba, plantas… Precioso.


Campos enormes y muy verdes
Se bastantes palmeras

Finalmente llegamos a una ruinas antiguas situadas en una zona alta, el ksar de El Meski. Era una antigua fortaleza almohade del siglo XII aproximadamente. Estaba ubicado en una zona muy alta para poder tener perfecta visibilidad de las caravanas comerciales que llegaban. Poco a poco fue perdiendo su función inicial, que era de defensa, hasta que se construyó otro en la ciudad y este quedó abandonado.

Vista de la fortaleza desde abajo
Vista del palmeral desde una zona alta del fuerte

Las ruinas y yo

Vista desde otro punto
Tras ver la construcción dimos la vuelta hacia la ciudad, mientras se iba haciendo de noche en pleno palmeral. 

Acerca de Andrea G.

Estudios semíticos e islámicos
Esta entrada fue publicada en Errachidia, Marruecos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s