Matrimonio y poligamia

La poligamia es la práctica que consiste en contraer matrimonio con más de una persona. Dentro de la definición de poligamia se diferencian la poliginia, tener dos o más esposas, y la poliandria, tener dos o más maridos.

En todas las religiones ha existido históricamente la poligamia. En el cristianismo y judaísmo se ven varios ejemplos en el Antiguo Testamento, y sus seguidores la han practicado aunque actualmente no está permitida. Abraham tuvo tres esposas, Moisés tuvo dos.
En los países hindúes está prohibida, aunque la religión no la prohíbe. Sin embargo en India se permite excepcionalmente la poliginia a los matrimonios musulmanes.
También  en épocas anteriores al budismo, la poliandria se realizaba en países asiáticos como Tíbet.

La poliginia islámica se permite en el Coran. Sin embargo su práctica difiere en los países. En los más tradicionales, como Arabia Saudí, es una práctica incluso común, mientras que en otros países más actualizados, la poliginia es una práctica inexistente e incluso prohibida tanto en países árabes musulmanes como en países musulmanes no árabes.
En la época preislámica, la poliginia no estaba limitada. Sin embargo con la llegada del islam, se impusieron unos límites a todos los musulmanes. Los hombres puede tener hasta 4 esposas. Sin embargo no suelen contraerse muchos matrimonios polígamos ya que con esta práctica los hombres están obligados a mantener a todas las esposas por igual así como a todos los posibles hijos. Esto significa que solo los más adinerados podrían mantener matrimonios polígamos. También se obliga a los hombres a tratar a las mujeres por igual, con los mismos derechos y dedicándoles el mismo tiempo a todas.
Las mujeres tienen el derecho de elegir si quieren que su marido tenga otra/s esposa/s o si, por el contrario, quiere que se mantenga siempre monógamo.

La poliginia se extendió para asegurar la continuidad generacional, ya que el número de hombres era y es menor, debido a que las guerras provocaban la muerte de muchos hombres, y también la mayor esperanza de vida de las mujeres. Por esto se empezaron a permitir los matrimonios múltiples, con el objetivo de elevar el índice de natalidad. También en caso de esterilidad de la primera esposa. Además se dice que la poligamia es una alternativa al divorcio. En la época de Mahoma también se practicaba la poliginia para ayudar a mujeres viudas. Hoy en día, al no haber el problema de las guerras casi continuas, es raro ver casos de matrimonios polígamos.

Muy pocos países occidentales, a pesar de lo que podamos creer, tienen leyes en contra de la poligamia en la actualidad. De hecho hay lugares donde la poligamia está legalmente aceptada.

También quiero hacer una mención a los matrimonios forzosos. Ha sido (y es) un tema muy sonado el hecho de las bodas de niñas con hombres dentro del mundo musulmán. Según el islam, y hablo de legislación, el matrimonio debe ser consentido por ambas partes. Si un padre pretende casar a su hija con un hombre sin el consentimiento de ella, ese matrimonio se puede declarar nulo. Los padres no poseen ese derecho sobre sus hijas para casarlas con quien ellos quieran. Los matrimonios forzosos eran un hecho “normal” hace varios siglos, ya que las familias casaban a sus hijos para intercambiar bienes y lazos entre las mismas familias.
Hay muchas páginas web y personas islamófobas que tachan al islam de pederasta alegando que “el profeta abusaba de una niña”. Esto no es cierto. Aisha fue una esposa del profeta. Si bien es cierto que era una niña, volvemos a la teoría de que era otra época, en la cual estos hecho eran algo común. A día de hoy, el islam no permite estos matrimonios. Sin embargo, los matrimonios forzosos que se realizan actualmente, se realizan no solo en países musulmanes. Pero sobre todo se dan casos en zonas rurales, entre familias pobres y por motivos de desconocimiento e ignorancia. Hay padres que no pueden mantener a sus hijas, por lo que optan por casarlas con hombres que sí puedan mantenerlas.
Añado un artículo de El País: Cómo poner fin a los matrimonios infantiles

Quiero hacer una aclaración importante. La poliginia islámica no está ligada al término harén (حريم). Los harenes más famosos fueron los del Imperio Otomano El harén era el lugar en el que las mujeres de la corte se reunían, es decir, la esposa, la madre, las hijas, las esclavas, las concubinas, etc. Las mujeres del harén no son todas las esposas del hombre, sino las mujeres de la casa. Estas mujeres no son objetos sexuales del hombre, como en occidente creemos.

Personalmente, quiero declarar mi firme oposición a la poligamia de cualquier tipo, ya que las personas, bien sean mujeres o hombres, pueden valerse por sí mismas y tomas sus propias decisiones. Por lo tanto ni una mujer necesita de varios hombres para poder vivir, ni necesita que su marido tenga más esposas para que la ayuden. Ni tampoco un hombre necesita varias mujeres para ser más feliz ni para que le traten “como un rey” en su casa. Espero haber sido lo suficientemente clara.

Acerca de Andrea G.

Estudios semíticos e islámicos
Esta entrada fue publicada en Historia, Religión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s