La explicación del terrorismo islámico

Todos hemos oído hablar de Al-Qaeda. Pero también hemos oído hablar de la manipulación de la prensa.
Las acciones del grupo terrorista Al-Qaeda son grandes “culpables” del miedo de los ciudadanos occidentales hacia los países árabes. Hoy vamos a intentar entender el yihadismo.




La palabra yihad (ﺟﻬﺎﺩ) significa “esfuerzo”, cuyo última expresión es la guerra. Si se llega a esta última expresión, todo (buen) musulmán debe tener clara su preferencia por la paz, su amor al islam y a los musulmanes, su confianza en Allah, y esto es lo más importante, ya que si un musulmán pelea, lo hace por Allah (en árabe se dice fi sabilillah), esto es, para que se imponga la verdad de Dios y su justicia. La yihad nunca debe tener como propósito la venganza ni mucho menos el agravio a otras personas, tanto musulmanes como no musulmanes. Del término yihad, surgen los muyahid, (muyahidin) que son quienes combaten por Allah. 

“Y combatid en el camino de Allah a quienes os combatan a vosotros pero no os propaséis; es cierto que Allah no ama a los que se exceden.”
Coran 2:190*


Del término muyahid, surge el shahid, el mártir pero no como concepto cristiano de morir por Dios, dejarse matar. El shahid combate, no solo en sentido bélico, por Dios. Lucha por sobrevivir cumpliendo su cometido y su palabra con Dios. Ello puede conllevar a la pobreza, enfermedad o incluso muerte, pero este no será su fin principal. 

Tendemos a interpretar la yihad como una guerra santa en la que los musulmanes deben coger sus armas y luchar contra cualquiera para imponer su religión pero esto no es así.


Hace un tiempo se hizo pública una noticia en la que se daba a conocer una serie de quemas de Coranes por parte de soldados americanos en Afganistán (enlace aquí). En estos casos se contempla el termino yihad, simplemente porque unos hombres atentan directamente contra la religión islámica. Pero esta yihad no implica directamente la matanza de otras personas. 

Bandera de la yihad, con la shahada escrita: “No hay más Dios que Dios y Mahoma es su profeta.”

Esta idea errónea de asimilar yihad con matanzas existe “gracias” a grupos declarados terroristas como Al-Qaeda, Hamas en Israel-Palestina o los talibanes en Afganistán.
Ellos creen casi ciegamente que la única yihad posible es mediante el mandato del terror y la muerte de personas, inocentes o no. Sobre todo, tratan de combatir la supuesta imposición que occidente intenta llevar a cabo en los países orientales. Ellos creen que los países occidentales intentan imponer sus costumbres que tan alejadas están de las del islam tradicionalista. Los Hermanos Musulmanes son el exponente del tradicionalismo islámico en la actualidad. Estos apoyan, por ejemplo, el aislamiento de la mujer de la vida política. A partir de estas bases arcaicas, llevan a cabo sus actos para luchar contra el progreso y la actualización, que no imposición occidental, en el islam. 

Muchos musulmanes, conocedores de la forma de vida de las sociedades europeas, están en contra de los ideales tradicionales. Esto no implica ir en contra de su religión, sino simplemente aceptar su actualización. Por ejemplo, se puede entender el uso del pañuelo en las mujeres, pero sin necesidad de llegar a utilizar burka. Incluso hay quienes creen en la religiosidad islámica sin necesidad de que las mujeres tengan que cubrirse en absoluto, aunque estos son los menos. Cada vez son más los musulmanes que luchan por la igualdad de derechos y el fin de la represión en sus países. Todo esto puede llevar a cabo guerras civiles, como ha sido el caso de Egipto. Sin embargo, no debemos tener miedo a los árabes por ello. Sus conflictos, aunque con métodos diferentes a los nuestros, son los mismos. Todos luchamos por un país mejor, con igualdad de derechos y sin corrupción en nuestros gobiernos.

Intentemos abrir la mente para entender sus ideas, no nos cerremos en banda ante la idea de islam=machismo o islam=terrorismo. Aprendamos a admirar su cultura y a respetarla, al igual que querríamos que ellos hagan con la nuestra. 

La plaza Tahrir de El Cairo

Puerta del Sol de Madrid





* En la Biblia también se contemplan frases con este sentido de “ataque” hacia otros, pero se tienden a malinterpretar por opositores a la religión, sea islam o sea cristianismo. Es muy fácil atacar a otras religiones que no son la propia, si se sacan de contexto frases sueltas, todos podemos hacerlo si queremos.

“Perseguiréis a vuestros enemigos, que caerán ante vosotros al filo de la espada.” Levítico, 26, 7.

Acerca de Andrea G.

Estudios semíticos e islámicos
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cultura, Religión. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La explicación del terrorismo islámico

  1. Andrea dijo:

    Hola querido anónimo,
    muchas gracias por tu sugerencia, la tendré en cuenta.
    Intento escribir sobre temas variados para poder contentar a todos por igual, aunque sé bien que los temas políticos son los que más polémica generan.
    Pensaré en ti en próximas entradas.
    Gracias de nuevo,
    un saludo.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    Escribe mas sobre politica porque me interesa mucho y seguro que a todos los que lean tambien.Gracias por el blog.Me gusta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s